Actualidad de Elkolab

 Inicio / Actualidad / SEGURIDAD ALIMENTARIA TAMBIÉN EN NAVIDAD

SEGURIDAD ALIMENTARIA TAMBIÉN EN NAVIDAD

SEGURIDAD ALIMENTARIA TAMBIÉN EN NAVIDAD

Las fiestas navideñas son un tiempo de encuentro de celebración en familia donde la comida forma parte importante de la festividad. En Elkolab hemos querido hacer una pequeña guía con consejos para disfrutar de unas Navidades seguras desde un punto de vista de seguridad alimentaria.

Aunque resulte un poco paradójico, el primer paso sería la compra “controlada” de alimentos. Hacer una planificación del menú y de la adquisición aproximada de los productos que vamos a necesitar es fundamental para evitar el desperdicio y, a su vez, acotar el riesgo de productos en mal estado.

Organización de alimentos
 

  1. Organización de alimentos en la nevera. No mezclar los productos crudos con los cocinados. Un ejemplo son los langostinos cocidos, los embutidos y el jamón ibérico.
  2.  Los productos que necesitan refrigeración, como las ensaladas, deben mantenerse en la nevera hasta el último momento.

Cocinado

  1. Es fundamental lavarse las manos antes de cocinar y al cambiar de alimento.
  2. Limpiar las tablas de corte después de cada uso, o disponer de diferentes para los productos. Evitar el contacto entre utensilios que emplees para alimentos crudos con los alimentos cocinados.
  3. Debemos mantener los ingredientes debidamente separados para evitar que se produzca la tan temida contaminación cruzada.
  4. La preparación de la comida debería realizarse en una única etapa. Es recomendable empezar y acabar cada plato. El realizarlo por fases podría potenciar el desarrollo microbiológico.
  5. Los pescados y las carnes asadas deben permanecer en el horno a una temperatura de 65 grados una vez cocinados. Mientras que los platos fríos deben estar en la nevera hasta el momento de servirlos.
  6. Reducir al mínimo entre el tiempo de elaboración y del consumo, a fin de reducir el riesgo de propagación de patógenos.

Traslado de comida
 

  1. Si la comida es trasladada de una casa a otra debe guardarse en envases preparados, que mantengan la refrigeración. En este caso lo mejor será una bolsa isotérmica. Si el viaje es largo, se recomienda meter una botella de agua congelada. No emplear hielo.
  2. Si el producto es caliente, necesitaremos recipientes que puedan mantener la temperatura más alta posible de los mismos. Una vez en el domicilio, lo introduciremos en el horno o realizaremos un cocinado rápido.

Las “sobras”

  1. La carne es fácil de reutilizar para su transformación en otras recetas. En la nevera, una carne cocinada puede guardarse durante un máximo de tres días.
  2. La verdura puede emplearse para salteados o guisos.
  3. Utilizar papel de aluminio para envolver jamón ibérico, los embutidos u otros productos similares. Mejor emplear recipientes con tapa, para carne asada, merluza, langostinos y marisco.
  4. Los alimentos fríos pueden guardarse directamente en el frigorífico.
  5. Las sobras deberán recalentarse a más de 70 ºC en el fuego; en el horno, la temperatura no debe ser inferior a los 160 ºC.
  6. En el caso del microondas debe tenerse especial cuidado en remover los alimentos a mitad de la cocción para eliminar posibles zonas frías, donde las bacterias podrían sobrevivir.
  7. La comida caliente se introducirá en envases herméticos, donde se anotará la fecha en la que se ha guardado. Si las sobras no se comerán en los próximos cuatro días, es mejor congelarlas.
  8. *Evitar los alimentos que llevan más de dos horas a una temperatura de riesgo, de cinco a 65 grados. Ya que el proceso de proliferación de bacterias empieza a afectar a los alimentos*.

Disfrutemos de unas fiestas seguras. Feliz Navidad y Próspero Año nuevo de parte de la familia Elkolab.

Oficinas centrales

Delegación Bizkaia

Sobre Elkolab

El equipo de ELKOLAB ofrece a todas las empresas del sector agroalimentario asesoramiento para cualquier necesidad o interés en la mejora de la calidad de todos sus procesos y productos.


Más información